lunes, 25 de agosto de 2008

Provoleta a la Parrilla


Es sin duda una de las delicias menos frecuentes en los asados, ya que ocupa mucho espacio en la parrilla, requiere de una atención especial y no es muy económica. Sin embargo, que placer es participar de algún asado con provoleta.

Básicamente son rodajas de provolone, un queso proveniente del sur de Italia, aunque según eh leído, actualmente su mayor producción se da en el norte de este país. Si bien hay dos tipos de queso provolone, en la argentina el que se suele comer es el dulce, proveniente del cuajo lácteo vacuno y de menos de 6 meses de estacionamiento. Por su parte la provoleta picante deriva del cuajo lácteo caprino y suele estacionarse entre los 6 meses y el año, pero este no nos incube ya que rara vez lo veremos en una parrilla argentina.

Es de consistencia semiblanda y se produce en forma cilíndrica con un largo aproximado de 30 cm y un diámetro de 12cm. Para comercializarlo se filetea con un espesor que no varia mucho de los 2 cm. Puede venir previamente condimentada o quedar para gusto del asador. Los condimentos que podemos encontrar son diferentes pimientas, ají molido, orégano, tomillo y hasta albaca fresca.



La cocción varia mucho según el gusto de los comensales, ya que si se desea muy derretida debe ser depositada en algún recipiente que no permita que el queso se filtre y termine en las brasas de nuestra parrilla. En este caso, se recomienda usar aceite de oliva para evitar que se pegue.

La forma tradicional, y que a mi mas me gusta, es directo sobre la parrilla, a fuego medio para lograr que se dore y esperar a que la primer gota intente caer a las brasa. Ese es el momento gusto de darla vuelta hasta que el otro lado se dore también.



Debido a sus consistencia, es muy recomendable servirla dejando un espacio antes de empezar a servir las demás delicias que aguardan en la parrilla, y que no les queden dudas de que es una excelente distracción para el estomago de nuestros comensales.


5 comentarios:

Van Driver dijo...

Excelente post. Tremendas ganas de una provo desp de esto!!

Escuché por ahí que para que no se desarme es recomendable pasar por harina las provos. De esa forma quedan crocantes y no se desarman.

No lo probé pero dicen que funciona.

MAIDEN dijo...

Yo tampoco, pero no hay problema, esta semana lo probamos.

Santums dijo...

Se me hiso H2O la voca.

el Profe dijo...

Epa, Mitch, ¿hay asadito esta semana?

(muy buena la nota, como siempre)

el Profe dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

Navegador

 
Blog Directory - Blogged